Recomendaciones en aplicaciones y software gratis 

viernes, 21 de abril de 2017

Emacs, un buen editor de textos gratuito, multifunción y multiplataforma

Emacs se trata de un editor de textos gratuito que incorpora una infinidad de funciones y que se caracteriza por el gran número de extensiones que soporta. Para entrar en el contexto es clave recordar lo que es un editor de textos, y éste, tal cual como su nombre lo describe, se trata de una aplicación o programa que se utiliza para la edición de archivos de texto.

Editor GNU Emacs

Origen de la aplicación Emacs

Continuando con la contextualización, el editor de textos Emacs fue desarrollado a mediados de los 70, por Richard Stallman. Una de las versiones más populares del editor Emacs es GNU Emacs, creada por el mismo autor para el proyecto GNU en 1991.

El núcleo de esta aplicación es un intérprete del lenguaje Emacs Lisp, que no es más que una de las ramas de la familia de lenguajes de programación Lisp con las extensiones necesarias para soportar funciones de edición de textos. Emacs tiene más de dos mil comandos integrados y permite al usuario combinar estos comandos y agruparlos en funciones de tipo macro para automatizar el trabajo.

Multifunciones del editor Emacs

Ante todo cabe destacar que Emacs, más que un procesador de textos, se trata de un potente editor, concentrándose en la manipulación de fragmentos de texto, y proveyendo multitud de comandos para manipular palabras y párrafos (los que hayan manejado los sistemas operativos Unix o Linux sabrán de lo que estoy hablando, Emacs tiene más puntos en común con la aplicación “Vim” del Unix/Linux que con el Microsoft Word).

Emacs soporta numerosas extensiones que añaden un gran número de funcionalidades adicionales, permitiendo que el editor funcione, por ejemplo, como gestor de proyectos, como lector de correos electrónicos, como calendario o como interfaz de algunos depuradores de código (en inglés debuggers). Muchas de estas extensiones se distribuyen conjuntamente con el propio código del editor Emacs.

También es remarcable que Emacs soporta texto escrito en la gran mayoría de los idiomas existentes, incluyendo diferentes sistemas de escritura, alfabetos, y sistemas de codificación de caracteres, como por ejemplo el UTF-8. También permite la utilización de correctores ortográficos llamando a aplicaciones externas como ispell.

En suma, el comportamiento de este programa puede cambiarse y modificarse prácticamente sin limitación alguna, soportando múltiples plataformas (GNU, GNU/Linux, GNU/kFreeBSD, FreeBSD, NetBSD, OpenBSD, Solaris, Mac OS X, MS Windows, AIX y MS DOS).

Automatización de tareas complejas y repetitivas

La mayoría de las tareas repetitivas que pueden surgir a la hora de editar un texto se realizarán ad-hoc, descartando cada macro después de su uso, pero Emacs también ofrece la posibilidad de guardar estas macros para que puedan ser utilizadas con posterioridad.

Personalización del editor Emacs

Otra de las características del editor gratuito Emacs es su capacidad de personalización, siendo posible configurarlo para que se adapte a las necesidades propias de cada usuario. En este sentido existe un extensión denominada customize que ofrece la funcionalidad, a través de un interfaz gráfico, de configurar el editor a nuestro gusto, permitiendo, por ejemplo, elegir el esquema de colores que queramos utilizar.

No obstante, los usuarios avanzados pueden personalizar el funcionamiento del editor utilizando el archivo .emacs, un archivo que se carga automáticamente al ejecutar la aplicación y en el cual se pueden definir, entre otras cosas, variables y atajos de teclado diferentes a los proporcionados en la configuración por defecto del editor. En este fichero también se pueden definir nuevos comandos y macros que el usuario considere de utilidad.

Otra importante personalización con gran aporte social del editor Emacs tiene que ver con los usuarios discapacitados visualmente y ciegos, los cuales pueden utilizar una aplicación llamada Emacspeak que permite utilizar el editor con retroalimentación de audio.

En conclusión, la aplicación de edición de textos Emacs lleva desde la década de los 70 al servicio de millones de usuarios, posicionándose cada vez más como uno de los mejores editores de texto gratuitos, por sus capacidades de personalización, manejo de extensiones, internacionalización, y plataformas soportadas, entre otras múltiples características que facilitan al usuario un desempeño óptimo en la edición de textos.

0 comentarios:

Más opciones en programas gratis y aplicaciones software